miércoles, marzo 28, 2007

Lela

Están as nubes chorando
Por un amor que morréu
Estan as ruas molladas
De tanto como chovéu

Lela, Lela
Leliña por quen eu morro
Quero mirarme
Nas meniñas dos teus ollos

Non me deixes
E ten compasión den mi
Sen ti non podo
Sen ti no podo vivir...

Dame alento das túas palabras
Dame ceime do teu corazón
Dame lume das túas miradas
Dame vida co teu doce amor

Lela, Lela
Leliña por quen eu morro
Quero mirarme
Nas meniñas dos teus ollos

Non me deixes
E ten compasión de mi
Sen ti non podo
Sen ti non podo vivir...

Un instante tardamos en destruir aquello en los que nos hemos dejado el corazón

2 comentarios:

Mónica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mónica dijo...

Me ha traido a la memoria, momentos de mi infancia.

Recuerdo que a mi madre-abuela, la llamaba "lela". Y recuerdo, cuando comprendí lo que era la muerte, que lloraba todas las noches al pensar, que ella se iría antes que yo.

Aún sigo llorando.