miércoles, julio 10, 2013

Pequeña Serenata Diurna

Soy feliz
soy un hombre feliz
más quiero
que me perdonen
                           por no escribir.


4 comentarios:

Aan dijo...

Y la amapola sonríe al saberte feliz.

Carmen Fernandez dijo...

Sabiendote feliz te disculpamos que no escribas.Ya buscarás tiempo para hacerlo.

Anónimo dijo...

Escribes, sin darte cuenta, una bonita y especial historia "Otisromana".

D. dijo...

Gracias por compartir. Las palabras siempre perdonan, son antojo de creación.
¿Qué autoridad moral tienen para desear su expresión?
Si bien cuidarlas, siempre a voluntad... son fuente de imaginación, amor y revolución.
Cuán fantástica es su creación o destrucción.
Todo.
Según intención.