martes, noviembre 17, 2009

Esnob

Si entendemos la vida como una aventura mimética, como un ejercicio permanente de imitación y adopción de ideas y comportamientos que elegimos o nos son impuestos por nuestros modelos o referentes más cercanos, y que en la mayoría de los casos no derivan en una manifestación de inequívoca originalidad más allá de la entredicha individualidad de cada ser humano; si admitimos el sentido histórico de nuestra vida, que nos une indefectiblemente a quienes ya pasaron y a los que están por venir, y que nos invita a un amplio aprovechamiento de nuestra breve estancia en este mundo; si sentimos este aprovechamiento como un compromiso indispensable para con nosotros mismos en el sentido en que nuestra mayor o menor capacidad crítica nos aleja o acerca a determinadas ideas y comportamientos y configura nuestro personal patrimonio cognitivo, verdadera riqueza de los seres pensantes; si detestamos la abulia intelectual y emocional, no por pretensión o vanidad, sino por la conciencia de que el conocimiento y la sensibilidad son indispensables para liberarnos del determinismo materialista que rige la época que nos ha tocado en suerte. Si combatimos manifiestamente la estulticia y la ignorancia, aún sabiéndonos ignorantes, mediante el ejercicio del don sagrado del lenguaje, y por ello nos diferenciamos de esos que dicen ser nuestros congéneres; si por todo lo expuesto se nos tacha de clasistas, elitistas, o esnobs como consecuencia del respeto que mostramos por el concepto que tenemos de nosotros mismos, se nos hace inevitable no sentir la supuesta ofensa como un halago.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues vaya, yo pensé que rer un esnob y "combatir la estulticia" eran conceptos contradictorios.

Juan dijo...

"Estulticia" significa necedad, tonteria, simplismo...no es un sinonimo de esnob, pero tampoco un concepto contradictorio. No entiendo que el hecho de ser esnob implique combatir nada. Nota aclaratoria (pretenciosa afirmacion la mia) mallorquina.

Juan dijo...

No significa eso que uno no pueda ser tratado como un esnob por combatir la estulticia, quiza la igorancia pueda ver la cultura como algo esnob...

Harry Haller dijo...

Digamos que el esnobismo como pose consciente, como conato de distinción frente a los demás en base a un criterio intelectual, estético, clasista o por ir más allá, antropológico, es aún más deleznable que la estupidez. Mi reflexión derivaba del siempre interesante poder de sugestionar a los demás respecto a nosotros mismos cuando expresamos nuestra opinión libremente y consideramos que nuestro juicio merece ser respetado, sea esto porque nosotros, en un caso determinado, respetamos nuestras propias palabras (irrespetables en otras ocasiones, cómo no). Tan sólo deseaba rebelarme contra el humano hecho de que hay quien ataca al mensajero por no ser capaz de entender el mensaje.